martes, 6 de junio de 2017

7 de junio: Día del Bibliotecario Cubano



   Llevaba solo un año de vida laboral y era una joven de apenas 18 cuando me propusieron  laborar como auxiliar en la biblioteca del organismo en que trabajaba.
   La idea me encantó; pues había nacido y me había criado por las salas de la Biblioteca Nacional José Martí y libros, letras, lecturas y bibliotecas corrían por mis venas. Mis padres, también mi hermana años más tarde, hasta el final de sus días, trabajaron en esa prestigiosa institución.
   Cada día iba aprendiendo todo sobre libros, revistas, folletos.
   Me superé, fui pasando cuántos cursos caían en mis manos. Clasifiqué, catalogué, hice referencias, atendí a los usuarios que llegaban buscando diversos temas. Aprendí, aprendí mucho de toda la información que manejaba.
   Años después pasé a trabajar a un Centro de Documentación donde me enamoré de las fotos, negativos, periódicos, revistas, documentos. Ahí he pasado casi toda mi vida junto a los grandes anaqueles repletos de papeles con los que aprendí historia, cultura, ciencias, literatura, política, geografía y mucho más.
   Me volví adicta a los tesoros del saber y a esas instituciones imprescindibles que te colman de sabiduría y amor. Aprendí las nuevas tecnologías, digitalización, Internet, indización, bases de datos, discos… y me hice especialista.

   Ordené, tarjeteé, resumí, guardé, analicé y descubrí con dedicación y paciencia todo el saber que acumulan los libros y documentos para orientar, enseñar y ayudar a quien lo necesite.
   Ahí nacieron, se criaron, estudiaron y trabajaron mis hijos, y también murieron mis seres más queridos.
    El 7 de junio se conmemora el Día del Bibliotecario Cubano en homenaje al natalicio del periodista, historiador, abogado y bibliógrafo Antonio Bachiller y Morales, considerado el padre de la bibliografía cubana.
   Antonio Bachiller y Morales nació el 7 de junio de 1812, su origen social era de buenos
Antonio Bachiller y Morales
recursos, estudió en el colegio de San Carlos dedicándose más tarde a la docencia. Estuvo vinculado a la Sociedad Económica de Amigos del País y llegó a ser concejal en La Habana.
   Nuestro Héroe Nacional José Martí dijo sobre este destacado bibliógrafo: "Americano apasionado, cronista ejemplar, filólogo experto, arqueólogo famoso, filósofo asiduo, abogado justo, maestro amable, literato diligente, era orgullo de Cuba Bachiller y Morales… más que por aquella laboriosidad pasmosa, clave y auxiliar de todas sus demás virtudes; más que por aquellos anaqueles de saber que hacían de su mente capaz, como una biblioteca alejandrina (...), fue Bachiller notable porque cuando pudo abandonar a su país o seguirlo en la crisis a que le tenían mal preparado su carácter pacífico, su filosofía generosa, su complacencia en las dignidades, su desconfianza en la empresa, sus hábitos de rico, dejó su casa de mármol con sus fuentes y sus flores, y sus libros, y sin más caudal que su mujer, se vino a vivir con el honor, donde las miradas no saludan, y el sol no calienta a los viejos, y cae la nieve". Esta cita apareció publicada en El Avisador Hispanoamericano el 24 de enero de 1889, donde Martí era colaborador en el exilio.
   En Cuba existe un sistema de bibliotecas que se expande por todo lo ancho y largo del país, llevando hasta el último rincón todo el saber y la cultura necesaria en cada lugar, ampliando el desarrollo cultural y educacional de cada comunidad.
   En los últimos tiempos el desempeño realizado por los bibliotecarios ha sido de una extraordinaria profesionalidad y desarrollo, conservando los logros obtenidos y venciendo los retos que tenemos en estos tiempos cuando asumimos la eficiente incorporación de la digitalización de la información.
   Los especialistas de esta rama atesoran la cultura de una región, ciudad o país. Han promovido el hábito de la lectura, la enseñanza y aprendizaje de todas las esferas del saber así como los procedimientos para llevar la información a cualquier formato.
   A todos mis colegas los Especialistas de Información Científico-Técnica, Gestores Documentales, o simplemente Bibliotecarios cubanos, les deseo, en este día las más sinceras felicitaciones. Nos las merecemos!