sábado, 20 de octubre de 2018

Un Himno por la Patria



Para que espolee la sangre en las venas juveniles, el himno a cuyos acordes, en la hora más bella y solemne de nuestra patria, se alzó el decoro dormido en el pecho de los hombres.
-       José Martí
Himno es una composición solemne, poética o musical, en alabanza de personajes o sucesos extraordinarios. Es una de las formas poéticas más antiguas que existen y surgen con las antiguas civilizaciones griegas y romanas. Con él se alababan a los dioses, y esta práctica llega hasta los días de hoy, en que los cristianos y católicos honran a Dios. Al pasar de los años, estas composiciones musicales logran exaltar el patriotismo, honor y gallardía de una nación al independizarse, llamándoseles himnos nacionales.
La melodía de La Bayamesa, la que se convertiría en nuestro Himno Nacional fue compuesta por Perucho Figueredo. Surgió en la lucha contra la metrópolis española, el 13 de agosto de 1867, cuando en reunión del Comité Revolucionario de Bayamo se le pide a Perucho compusiese nuestra Marsellesa. Su letra, nacida el 14 de agosto de 1867, convoca a los cubanos a defender la Patria y su libertad.
El 8 de mayo de 1868, Perucho Figueredo le solicita al músico Manuel Muñoz Cedeño la instrumentación del himno. El 11 de junio de ese mismo año fue interpretado por primera vez en público en la Iglesia Mayor de Bayamo, con motivo de las festividades religiosas católicas del Corpus Christie y en presencia del gobernador español. La marcha sorprendió a todos por tener un carácter épico.
El 10 de octubre de 1868, al mando de Carlos Manuel de Céspedes, se inicia la Guerra de los 10 años por la independencia de Cuba del colonialismo español. El 18 es tomada la ciudad de Bayamo por las fuerzas mambisas y la capitulación de las fuerzas españolas ocurre en la noche del 20 de octubre de 1868.
Las tropas rebeldes, al fragor de la victoria y de la alegría sin par entonaron la marcha que se hizo eco de todo el pueblo. Ante este despertar del pueblo cubano y su independencia, y en medio de tal algarabía, Perucho escribió en una hoja la letra del himno y que pasó de mano en mano, multiplicándose el llamado de libertad.
Como no se contaba con la partitura inicial, la composición sufrió varias versiones, una de Antonio Rodríguez Ferrer y la otra de José Marín Varona. Después de obtener el original de puño y letra de Perucho Figueredo y de varios análisis, se acordó mantener la versión de Antonio Rodríguez Ferrer.
En 1983 se presentó una propuesta definitiva del Himno Nacional por investigador y musicólogo Odilio Urfé a la Asamblea Nacional del Poder Popular la que fue aprobada y editada en partitura y fonograma para conocimiento público.

La letra original de La Bayamesa era la siguiente: 

Al combate corred, bayameses,
que la patria os contempla orgullosa.
No temáis una muerte gloriosa,
que morir por la Patria es vivir.

En cadenas vivir, es vivir
en afrenta y oprobio sumido.
Del clarín escuchad el sonido.
¡A las armas valientes corred!

No temáis; los feroces iberos
son cobardes cual todo tirano
no resiste al brazo cubano
para siempre su imperio cayó.

Cuba libre; ya España murió
su poder y orgullo do es ido
¡Del clarín escuchad el sonido,
a las armas valientes corred!

Contemplad nuestras huestes triunfantes
contempladlos a ellos caídos,
por cobardes huyeron vencidos
por valientes supimos triunfar.

¡Cuba libre! Podemos gritar
del cañón al terrible estampido
¡Del clarín escuchad el sonido,
a las armas valientes corred!


Cuando se oficializó como Himno Nacional de Cuba se suprimieron las estrofas que se referían a las ofensas y humillaciones de casi cuatro siglos de colonización del gobierno español y que en esos momentos herían la sensibilidad y simpatía de los pueblos de España y Cuba unidos siempre por grandes lazos de amistad y cultura.

La letra actual del Himno Nacional es:

Al combate corred, bayameses,
que la Patria os contempla orgullosa.
No temáis una muerte gloriosa,
que morir por la Patria es vivir.

En cadenas vivir, es vivir
en afrenta y oprobio sumido.
Del clarín escuchad el sonido.
¡A las armas valientes corred! 


En el Decreto No.74 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros del 22 de agosto de 1980 en uno de sus Por Cuantos dice:
La Constitución de la República reconoce y declara en su Artículo 4 el Himno de Bayamo como uno de los tres símbolos nacionales que han presidido por más de cien años las luchas cubanas por la independencia, por los derechos del pueblo y por el progreso social…”

Este 20 de octubre, Día de la Cultura Cubana se conmemora 150 años de entonar por primera vez La Bayamesa, nuestro Himno Nacional.
Cada cubano, donde quiera que se encuentre, al escuchar el Himno se conmueve y lo hace con respeto y orgullo, patriotismo y firmeza. 

http://laesquinadecarmita.blogspot.com/2017/10/patria-identidad-y-cultura.html

domingo, 29 de julio de 2018

Un nuevo comienzo



“Una bella ancianidad es, ordinariamente, la recompensa de una bella vida”.

Pitágoras de Samos, Filósofo y matemático griego.



A las puertas de cumplir los 62 años me empezó a rondar la idea de jubilarme, pues ya rebasaba la edad establecida, y merecía transitar por ese otro camino que constituye un proceso más en la vida de cada persona así como es el comienzo de los estudios o el inicio como trabajador.

Debo confesar que me llevó medio año tomar la decisión, muy poco tiempo comparado con los casi 45 de trabajo. Me fui preparando emocional y sicológicamente, así fueron creándose algunas expectativas que luego de mucho meditar me ayudaron a organizar las nuevas propuestas de vida para un futuro. El desarrollo en mi profesión y los disímiles compañeros y amigos que han sido parte de mí desde mis inicios influyeron en ella.

La jubilación, según los estudiosos del tema “… es uno de los eventos vitales que más afectan en la vida de una persona ya que de repente la persona sufre una alteración de sus rutinas diarias”.
El trabajo en cada persona define su identidad pues a lo largo de los años se van incorporando a su vida, amigos, actividades, hábitos y costumbres que hacen que sus relaciones humanas y sociales se incrementen. 
 Después de jubilarse es importante mantener las relaciones y buscar nuevas actividades satisfactorias que influya en la socialización y en el desarrollo de su vida en la sociedad. 




 El trabajador muchas veces no está preparado sicológicamente de cómo llevar a término su vida laboral. En mi caso, me sentí afortunada de llegar a la edad, satisfecha de la labor cumplida y deseosa de continuar con la participación social y de comunicación en defensa del desarrollo espiritual, profesional y socioeconómico que hacen llevar mejor calidad de vida.

Mi familia, en especial mis hijos, me han apoyado siempre a lo largo de mi vida y hoy acogen con orgullo mis nuevos proyectos y deseos para mantener activa el bienestar en esta nueva etapa.

 Aunque sobre la vejez y la jubilación existen diferentes mitos, todo depende de la forma en que cada persona afronte cada uno de estos eventos, y en mi caso, me he sentido muy feliz y realizada para emprender un nuevo comienzo.



viernes, 26 de enero de 2018

Usted en peligro de extinción



“El que respeta se honra como el respetado”. 

- José Martí


Expresarnos y dirigirnos de manera correcta hacia cualquier persona en la vida cotidiana, dice, de cada uno de nosotros, la educación, cultura y sensibilidad que poseemos. Cuanto más respeto das, más respeto tendrás.

El excesivo uso del tuteo se ha vuelto un tema “viral” en nuestra sociedad y 
ello debe llevarnos a todos a la reflexión.  
Las diferencias entre y USTED están en la manera en que nos comunicamos con las personas según las normas de cortesía y formalidad.
El se debe usar cuando la persona es un amigo, familiar o estemos en situaciones informales y de confianza. El usted con desconocidos, personas mayores o de jerarquía.
Nos ha dejado una desagradable impresión, por ejemplo, ver cómo un joven enfermero de un hospital infantil, tutea, sin ninguna pizca de respeto, lo mismo a la madre acompañante, que a la doctora que atiende al menor.
Debemos vigilar de no tutear al relacionarnos con personas desconocidas, clientes a los que les ofrecemos un servicio, al dirigirnos a nuestros superiores, maestros, médicos, ancianos, figuras puntuales de nuestra comunidad etc, así como cuidar de no usar expresiones chabacanas de moda, como “puro”, “tío”, “socio” y otros. 
Se ha dicho muchas veces, con certeza, que el hogar y la familia es la primera escuela de normas y educación, pero también los maestros lograrían en este aspecto un mejor resultado con la enseñanza diaria y con su ejemplo. Los medios de comunicación y la colectividad deben mantener el cuidado y la vigilancia para respetarnos los unos a los otros. 
De nuestro buen comportamiento haremos una mejor sociedad, a la que todos aspiramos, creciendo en sabiduría, instrucción y respeto al pueblo, y a las mujeres y hombres que viven en él. 
  "El tuteo no nos hace más cercanos sino menos respetuosos".


jueves, 19 de octubre de 2017

Patria, identidad y cultura



El término cultura, que proviene del latín cultus, hace referencia al cultivo del espíritu humano y de las facultades intelectuales del hombre. Incluye el conocimiento, el arte, las creencias, la ley, la moral, las costumbres así como los hábitos, habilidades y el desarrollo de la sociedad.
Cada 20 de octubre se celebra en nuestro país el Día de la Cultura Cubana que se instauró en 1980 por acuerdo del Consejo de Ministros en conmemoración al 20 de octubre de 1868 cuando las tropas mambisas de Carlos Manuel de Céspedes liberaron  la ciudad de Bayamo y por primera vez el pueblo entona La Bayamesa, letra escrita por Perucho Figueredo  y que después se convertiría en nuestro Himno Nacional.
Esta fecha marcó para siempre el nacimiento de la nación y su identidad, la esencia de nuestras raíces.
Nuestro Himno Nacional, himno de combate, posee en su letra la fuerza de la historia mambisa, en cada estrofa lleva el sentimiento patriótico de las luchas de independencia. Conmueve a todos los cubanos y advierte de la humildad y el decoro de nuestro pueblo.
José Martí, el 25 de junio de 1892, al reproducir La Bayamesa en el Periódico Patria comenta:
«Patria publica hoy, para que lo entonen todos los labios y lo guarden todos los hogares; para que corran de pena y de amor, las lágrimas de los que lo oyeron en el combate sublime por primera vez. Para que espolee la sangre en las venas juveniles, el himno a cuyos acordes, en la hora más bella y solemne de nuestra patria, se alzó el decoro dormido en el pecho de los hombres. ¡Todavía se tiembla de recordar aquella escena maravillosa!» 
 También el 20 de octubre del año 2004 en la primera graduación de los Instructores de Arte en Villa Clara, luego de que se abrieran nuevas escuelas para su formación en el 2000 como parte de los programas de la Batalla de Ideas, Fidel dejó fundada oficialmente la Brigada de Instructores de Arte “José Martí”, y en su discurso dijo: “Con la integración a esta brigada, se consolidará la identificación de estos jóvenes con sus responsabilidades como instructores de arte, y se encauzará el necesario vínculo que deben mantener con el movimiento artístico del país y de cada territorio en particular”.
Desde entonces cada 20 de octubre se celebra en nuestro país la Fiesta de la Cubanía donde todo el pueblo comparte alegría y vida con la música cubana, la literatura, las artes plásticas, la artesanía, el cine o el teatro. Una gran fiesta de identidad nacional, una conmemoración de todos los cubanos.