jueves, 19 de octubre de 2017

Patria, identidad y cultura



El término cultura, que proviene del latín cultus, hace referencia al cultivo del espíritu humano y de las facultades intelectuales del hombre. Incluye el conocimiento, el arte, las creencias, la ley, la moral, las costumbres así como los hábitos, habilidades y el desarrollo de la sociedad.
Cada 20 de octubre se celebra en nuestro país el Día de la Cultura Cubana que se instauró en 1980 por acuerdo del Consejo de Ministros en conmemoración al 20 de octubre de 1868 cuando las tropas mambisas de Carlos Manuel de Céspedes liberaron  la ciudad de Bayamo y por primera vez el pueblo entona La Bayamesa, letra escrita por Perucho Figueredo  y que después se convertiría en nuestro Himno Nacional.
Esta fecha marcó para siempre el nacimiento de la nación y su identidad, la esencia de nuestras raíces.
Nuestro Himno Nacional, himno de combate, posee en su letra la fuerza de la historia mambisa, en cada estrofa lleva el sentimiento patriótico de las luchas de independencia. Conmueve a todos los cubanos y advierte de la humildad y el decoro de nuestro pueblo.
José Martí, el 25 de junio de 1892, al reproducir La Bayamesa en el Periódico Patria comenta:
«Patria publica hoy, para que lo entonen todos los labios y lo guarden todos los hogares; para que corran de pena y de amor, las lágrimas de los que lo oyeron en el combate sublime por primera vez. Para que espolee la sangre en las venas juveniles, el himno a cuyos acordes, en la hora más bella y solemne de nuestra patria, se alzó el decoro dormido en el pecho de los hombres. ¡Todavía se tiembla de recordar aquella escena maravillosa!» 
 También el 20 de octubre del año 2004 en la primera graduación de los Instructores de Arte en Villa Clara, luego de que se abrieran nuevas escuelas para su formación en el 2000 como parte de los programas de la Batalla de Ideas, Fidel dejó fundada oficialmente la Brigada de Instructores de Arte “José Martí”, y en su discurso dijo: “Con la integración a esta brigada, se consolidará la identificación de estos jóvenes con sus responsabilidades como instructores de arte, y se encauzará el necesario vínculo que deben mantener con el movimiento artístico del país y de cada territorio en particular”.
Desde entonces cada 20 de octubre se celebra en nuestro país la Fiesta de la Cubanía donde todo el pueblo comparte alegría y vida con la música cubana, la literatura, las artes plásticas, la artesanía, el cine o el teatro. Una gran fiesta de identidad nacional, una conmemoración de todos los cubanos.


martes, 3 de octubre de 2017

A medio siglo:Una fecha y tres hechos históricos



"Defenderemos, como hemos defendido hasta hoy, nuestros puntos de vista y nuestras posiciones y nuestra línea, de manera consecuente con nuestros actos y con nuestros hechos. Y nada nos podrá apartar de este camino".
-         Fidel Castro, 3 de octubre de 1965

El 3 de octubre de 1965 representó un día histórico y trascendental para nuestro país. En un acto celebrado en el hoy Teatro Karl Marx se daba a conocer el primer Comité Central del Partido Comunista de Cuba y el acuerdo de fusionar los periódicos Hoy y Revolución para crear uno nuevo que llevaría el nombre de Granma. En esa misma reunión Fidel Castro dio a conocer públicamente la Carta de despedida del Che.


  • Constitución del Comité Central del PCC: El Comité Central aplica la política trazada, los estatutos, resoluciones y acuerdos aprobados por el partido. Orienta y controla la política establecida para los órganos y organismos estatales; examina los programas y prioridades para el desarrollo económico y social del país y emite orientaciones generales. Decide cambios o modificaciones en las funciones y la estructura del partido.Este hecho representó un momento trascendental en la historia de nuestro máximo organismo político. Constituyó un gran paso organizativo que le ha permitido al Partido desempeñar cabalmente sus funciones de dirección y control, de guía político de la Revolución Cubana.


  • Creación del Periódico Granma: El periódico Granma es el Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, surge de la fusión de los periódicos Hoy y Revolución. Devino desde entonces un arma poderosa para la información veraz y la lucha ideológica, la más fiel y genuina expresión de la Revolución, del Partido y de los intereses del pueblo, al situarse a la altura del periodismo que exigen estos tiempos. Cuenta con una edición digital y otra en papel, se edita en idioma español, inglés, francés, portugués, italiano y alemán. Su primer número comenzó a circular al siguiente día, el 4 de octubre de 1965.


  • Fidel da lectura a la carta de despedida del Che: Esta carta constituyó un paradigma de desprendimiento, abnegación, grandeza y espíritu de sacrificio. El Che poseía todos los méritos y virtudes necesarios para pertenecer a las filas del Partido y del Comité Central, a las que hacía formal renuncia para partir a otras tierras.



Texto de la carta de despedida del comandante Ernesto "Ché" Guevara:

Fidel:

   Me recuerdo en esta hora de muchas cosas, de cuando te conocí en casa de María Antonia, de cuando me propusiste venir, de toda la tensión de los preparativos.

Un día pasaron preguntando a quién se debía avisar en caso de muerte y la posibilidad real del hecho nos golpeó a todos. Después supimos que era cierto, que en una revolución se triunfa o se muere (si es verdadera). Muchos compañeros quedaron a lo largo del camino hacia la victoria.

  Hoy todo tiene un tono menos dramático porque somos más maduros, pero el hecho se repite. Siento que he cumplido la parte de mi deber que me ataba a la Revolución cubana en su territorio y me despido de ti, de los compañeros, de tu pueblo que ya es mío.

   Hago formal renuncia de mis cargos en la Dirección del Partido, de mi puesto de Ministro, de mi grado de Comandante, de mi condición de cubano. Nada legal me ata a Cuba, sólo lazos de otra clase que no se pueden romper como los nombramientos.

   Haciendo un recuento de mi vida pasada creo haber trabajado con suficiente honradez y dedicación para consolidar el triunfo revolucionario.

   Mi única falta de alguna gravedad es no haber confiado más en ti desde los primeros momentos de la Sierra Maestra y no haber comprendido con suficiente celeridad tus cualidades de conductor y de revolucionario.

   He vivido días magníficos y sentí a tu lado el orgullo de pertenecer a nuestro pueblo en los días luminosos y tristes de la Crisis del Caribe.

   Pocas veces brilló más alto un estadista que en esos días, me enorgullezco también de haberte seguido sin vacilaciones, identificado con tu manera de pensar y de ver y apreciar los peligros y los principios.

   Otras tierras del mundo reclaman el concurso de mis modestos esfuerzos. Yo puedo hacer lo que te está negado por tu responsabilidad al frente de Cuba y llegó la hora de separarnos.

   Sépase que lo hago con una mezcla de alegría y dolor, aquí dejo lo más puro de mis esperanzas de constructor y lo más querido entre mis seres queridos... y dejo un pueblo que me admitió como un hijo; eso lacera una parte de mi espíritu. 
  
En los nuevos campos de batalla llevaré la fe que me inculcaste, el espíritu revolucionario de mi pueblo, la sensación de cumplir con el más sagrado de los deberes; luchar contra el imperialismo dondequiera que esté; esto reconforta y cura con creces cualquier desgarradura.

   Digo una vez más que libero a Cuba de cualquier responsabilidad, salvo la que emane de su ejemplo. Que si me llega la hora definitiva bajo otros cielos, mi último pensamiento será para este pueblo y especialmente para ti. Que te doy las gracias por tus enseñanzas y tu ejemplo al que trataré de ser fiel hasta las últimas consecuencias de mis actos. 
  
Que he estado identificado siempre con la política exterior de nuestra Revolución y lo sigo estando. Que en dondequiera que me pare sentiré la responsabilidad de ser revolucionario cubano, y como tal actuaré. 
  
Que no dejo a mis hijos y mi mujer nada material y no me apena: me alegra que así sea. Que no pido nada para ellos pues el Estado les dará lo suficiente para vivir y educarse.

   Tendría muchas cosas que decirte a ti y a nuestro pueblo, pero siento que son innecesarias, las palabras no pueden expresar lo que yo quisiera, y no vale la pena emborronar cuartillas.

Hasta la victoria siempre, ¡Patria o Muerte!

Te abraza con todo fervor revolucionario,

Ché


martes, 6 de junio de 2017

7 de junio: Día del Bibliotecario Cubano



   Llevaba solo un año de vida laboral y era una joven de apenas 18 cuando me propusieron  laborar como auxiliar en la biblioteca del organismo en que trabajaba.
   La idea me encantó; pues había nacido y me había criado por las salas de la Biblioteca Nacional José Martí y libros, letras, lecturas y bibliotecas corrían por mis venas. Mis padres, también mi hermana años más tarde, hasta el final de sus días, trabajaron en esa prestigiosa institución.
   Cada día iba aprendiendo todo sobre libros, revistas, folletos.
   Me superé, fui pasando cuántos cursos caían en mis manos. Clasifiqué, catalogué, hice referencias, atendí a los usuarios que llegaban buscando diversos temas. Aprendí, aprendí mucho de toda la información que manejaba.
   Años después pasé a trabajar a un Centro de Documentación donde me enamoré de las fotos, negativos, periódicos, revistas, documentos. Ahí he pasado casi toda mi vida junto a los grandes anaqueles repletos de papeles con los que aprendí historia, cultura, ciencias, literatura, política, geografía y mucho más.
   Me volví adicta a los tesoros del saber y a esas instituciones imprescindibles que te colman de sabiduría y amor. Aprendí las nuevas tecnologías, digitalización, Internet, indización, bases de datos, discos… y me hice especialista.

jueves, 4 de mayo de 2017

“David cambió mi vida“


El biólogo David de Polvo en el viento
Rodolfo Faxas, actor, presentador y director de televisión, se hace popular entre la teleaudiencia cubana con el personaje de David, un joven biólogo marino protagonista de Polvo en el viento, bajo la dirección de Xiomara Blanco.

-¿De qué modo llegas a esa telenovela y qué significó para ti?
Telenovela Polvo en el viento
Belkis Quintero, asistente de dirección de la Televisión Cubana -con quien había trabajado antes-, me llamó para hacer el casting de uno de los personajes. Por curiosidad leí escenas del protagónico David, me enamoré de su fuerza, ganas de vivir, errores… Días después me llamaron porque el actor que lo iba a interpretar había dejado la serie y la directora quería verme como David. Le debo mucho como actor y persona. Me preparó para la popularidad que se avecinaba, fue una experiencia única. Ese personaje cambió mi vida”.

- ¿Cómo te formas en la actuación?
      Aunque no he sido formado en ninguna escuela de enseñanza artística, creo que la preparación académica de nuestras escuelas de arte puede catalizar la formación de un actor.  
      Conté con un maestro que me dio muchas herramientas y me transmitió su experiencia. Por dos años fui alumno de Raúl Eguren en su curso-taller de actuación. Con la ayuda del propio Raúl y de Pedrito Silva, actor, llegué a la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños para trabajar como actor en los ejercicios de los alumnos, y fue ahí donde me descubrí como director.

 - Tuve la oportunidad de conocerte como profesor de teatro en la Universidad de Ciencias
Pedagógicas. ¿Cómo sin ser graduado de arte alcanzas esa condición?
María Luisa Brito, directora de TV me pidió ayuda para impartir clases de teatro en la Licenciatura de Instructores de Arte. Aunque no tenía formación académica, ella confió en mi preparación e insistió que estudiara los programas. En este proceso me enamoré de la docencia, estudié y busqué información para prepararme y esto me ayudó a comprender que enseñando se aprende, ayudándome así en mi propia formación. Lo asumí y me siento satisfecho. Gracias a esa experiencia siento placer cuando muchos alumnos me llaman "profe".

El personaje de Amado en la obra Una casa colonial
-¿Has hecho teatro?
Hice varias obras, te puedo nombrar Una casa colonial, bajo la dirección de su autor Nicolás Dorr. Fue maravilloso e inolvidable. El teatro te retribuye al momento, sientes la aceptación o no del público instantáneamente. Me gustaría volver a las tablas.

-¿Cómo te conviertes en director de televisión?
Durante mi carrera como actor, en ocasiones, me sorprendían "dirigiendo" mis propias escenas. Siempre les traía, a los directores, una propuesta. Un día supe de un curso para directores de TV, me presenté con avales de mis propios maestros y me aceptaron. Después de casi dos años me gradué.

-¿Qué tienes previsto para el futuro?
En principio, dirigir mis propios proyectos, aunque no voy a abandonar la actuación. Creo que en Cuba tenemos un manantial de ideas para materializar. Del cine tengo una deuda conmigo. Recuerdo la actuación en Kangamba, El Cuerno de la abundancia…, pero quisiera hacer un protagónico. Por lo demás, vivir intensamente como profesional, padre, esposo, amigo. Ser cada vez más, una mejor persona”.

En la película Kangamba













En la película El cuerno de la abundancia con las actrices Laura de la Uz y Mirta Ibarra




























En entrevista a la actriz Rosita Freyre para el programa
Entre tú y yo.








domingo, 27 de noviembre de 2016

Hasta Siempre, Comandante!




Foto: Roberto Chile
Es medianoche y la noticia me sorprende. Interrumpen la programación de la Televisión Cubana para dar a conocer una alocución de Raúl Castro al pueblo de Cuba.
Querido pueblo de Cuba:
Con profundo dolor comparezco para informar a nuestro pueblo, a los amigos de nuestra América y del mundo, que hoy 25 de noviembre del 2016, a las 10:29 horas de la noche, falleció el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz.
En cumplimiento de la voluntad expresa del compañero Fidel, sus restos serán cremados.
En las primeras horas de mañana sábado 26, la Comisión Organizadora de los funerales brindará a nuestro pueblo una información detallada sobre la organización del homenaje póstumo que se le tributará al fundador de la Revolución Cubana.
¡Hasta la victoria siempre!

Estoy sola, me ha impactado y sorprendido la triste verdad. Consternada aviso a mis dos hijos, es una obligación, es como compartir la muerte de un familiar, de alguien a quien siempre tendremos vivo en nuestros corazones. Es Fidel. Es nuestro Comandante en Jefe.
Amigos cercanos de otras latitudes que nos visitan en estos días, y que están a nuestro lado, también se entristecen, están al tanto, nos tienden la mano y manifiestan sus condolencias. Nos piden conservar la prensa que detalla el homenaje. 
Foto: Liborio Noval
Su grandeza lo hace querido y respetado por todos. 
Fidel es uno de los hombres más grandes que ha dado la humanidad.
Recuerdo ahora sus discursos, su paso firme, la caricia a un niño, la permanente vigilancia por la Patria, el amor a su pueblo.
Fui testigo de muchos acontecimientos históricos; unos victoriosos y otros tristes, pero todos siempre guiados por él.
Foto: Ricardo López Hevia
Presente siempre al lado de su pueblo. Nunca desatendió ningún problema de sus compatriotas, nunca le fue ajeno un reclamo, una opinión por muy insignificante que pareciera.
No dejaba de conmoverme una y otra vez con sus consignas, con sus frases "…cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla!, así aclamaba emocionado en la despedida de nuestros hermanos muertos en el Sabotaje de Cubana de Aviación, o cuando dijo: "... la inocencia de esos patriotas es total. Solo les digo una cosa, Volverán”, y volvieron nuestros Cinco Héroes, o con su presencia en cada una de las tribunas en la lucha por el Regreso del niño Elián González. 
Su humildad y su amor al prójimo lo hicieron inmenso. Fiel a sus principios, a los valores patrióticos. Defensor de las causas justas y de los pobres.
Hoy siento un dolor profundo, pero también un inmenso orgullo de haberme formado y haber crecido con su guía, con su ejemplo.
Hoy más que nunca me siento feliz de ser cubana. Y honrada de honrarte Fidel. 
Hasta Siempre, Comandante!