sábado, 20 de octubre de 2018

Un Himno por la Patria



Para que espolee la sangre en las venas juveniles, el himno a cuyos acordes, en la hora más bella y solemne de nuestra patria, se alzó el decoro dormido en el pecho de los hombres.
-       José Martí
Himno es una composición solemne, poética o musical, en alabanza de personajes o sucesos extraordinarios. Es una de las formas poéticas más antiguas que existen y surgen con las antiguas civilizaciones griegas y romanas. Con él se alababan a los dioses, y esta práctica llega hasta los días de hoy, en que los cristianos y católicos honran a Dios. Al pasar de los años, estas composiciones musicales logran exaltar el patriotismo, honor y gallardía de una nación al independizarse, llamándoseles himnos nacionales.
La melodía de La Bayamesa, la que se convertiría en nuestro Himno Nacional fue compuesta por Perucho Figueredo. Surgió en la lucha contra la metrópolis española, el 13 de agosto de 1867, cuando en reunión del Comité Revolucionario de Bayamo se le pide a Perucho compusiese nuestra Marsellesa. Su letra, nacida el 14 de agosto de 1867, convoca a los cubanos a defender la Patria y su libertad.
El 8 de mayo de 1868, Perucho Figueredo le solicita al músico Manuel Muñoz Cedeño la instrumentación del himno. El 11 de junio de ese mismo año fue interpretado por primera vez en público en la Iglesia Mayor de Bayamo, con motivo de las festividades religiosas católicas del Corpus Christie y en presencia del gobernador español. La marcha sorprendió a todos por tener un carácter épico.
El 10 de octubre de 1868, al mando de Carlos Manuel de Céspedes, se inicia la Guerra de los 10 años por la independencia de Cuba del colonialismo español. El 18 es tomada la ciudad de Bayamo por las fuerzas mambisas y la capitulación de las fuerzas españolas ocurre en la noche del 20 de octubre de 1868.
Las tropas rebeldes, al fragor de la victoria y de la alegría sin par entonaron la marcha que se hizo eco de todo el pueblo. Ante este despertar del pueblo cubano y su independencia, y en medio de tal algarabía, Perucho escribió en una hoja la letra del himno y que pasó de mano en mano, multiplicándose el llamado de libertad.
Como no se contaba con la partitura inicial, la composición sufrió varias versiones, una de Antonio Rodríguez Ferrer y la otra de José Marín Varona. Después de obtener el original de puño y letra de Perucho Figueredo y de varios análisis, se acordó mantener la versión de Antonio Rodríguez Ferrer.
En 1983 se presentó una propuesta definitiva del Himno Nacional por investigador y musicólogo Odilio Urfé a la Asamblea Nacional del Poder Popular la que fue aprobada y editada en partitura y fonograma para conocimiento público.

La letra original de La Bayamesa era la siguiente: 

Al combate corred, bayameses,
que la patria os contempla orgullosa.
No temáis una muerte gloriosa,
que morir por la Patria es vivir.

En cadenas vivir, es vivir
en afrenta y oprobio sumido.
Del clarín escuchad el sonido.
¡A las armas valientes corred!

No temáis; los feroces iberos
son cobardes cual todo tirano
no resiste al brazo cubano
para siempre su imperio cayó.

Cuba libre; ya España murió
su poder y orgullo do es ido
¡Del clarín escuchad el sonido,
a las armas valientes corred!

Contemplad nuestras huestes triunfantes
contempladlos a ellos caídos,
por cobardes huyeron vencidos
por valientes supimos triunfar.

¡Cuba libre! Podemos gritar
del cañón al terrible estampido
¡Del clarín escuchad el sonido,
a las armas valientes corred!


Cuando se oficializó como Himno Nacional de Cuba se suprimieron las estrofas que se referían a las ofensas y humillaciones de casi cuatro siglos de colonización del gobierno español y que en esos momentos herían la sensibilidad y simpatía de los pueblos de España y Cuba unidos siempre por grandes lazos de amistad y cultura.

La letra actual del Himno Nacional es:

Al combate corred, bayameses,
que la Patria os contempla orgullosa.
No temáis una muerte gloriosa,
que morir por la Patria es vivir.

En cadenas vivir, es vivir
en afrenta y oprobio sumido.
Del clarín escuchad el sonido.
¡A las armas valientes corred! 


En el Decreto No.74 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros del 22 de agosto de 1980 en uno de sus Por Cuantos dice:
La Constitución de la República reconoce y declara en su Artículo 4 el Himno de Bayamo como uno de los tres símbolos nacionales que han presidido por más de cien años las luchas cubanas por la independencia, por los derechos del pueblo y por el progreso social…”

Este 20 de octubre, Día de la Cultura Cubana se conmemora 150 años de entonar por primera vez La Bayamesa, nuestro Himno Nacional.
Cada cubano, donde quiera que se encuentre, al escuchar el Himno se conmueve y lo hace con respeto y orgullo, patriotismo y firmeza. 

http://laesquinadecarmita.blogspot.com/2017/10/patria-identidad-y-cultura.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario